Zonas de extracción como hábitats en sí mismos

Cuando se extraen minerales, se cambia la naturaleza y el paisaje. Nuestras actividades de extracción se realizan con el máximo cuidado y teniendo en cuenta la biodiversidad existente en el emplazamiento. De hecho, muchos de los animales y plantas se benefician de las actividades que se realizan en las canteras porque se crean un gran número de hábitats distintos durante dichas actividades.

Estos nichos ecológicos sirven como zonas de retiro de animales y vegetación que difícilmente podrían encontrar fuera de nuestras canteras. Entre dichas especies cabe citar:  El avión zapador, el abejaruco, el búho real y el halcón peregrino, el sapo de vientre amarillo, el sapo corredor y la orquídea abeja y muchas otras orquídeas.

Antes de iniciar los trabajos de cantera, HeidelbergCement debe superar una evaluación de impacto ambiental. El procedimiento para la aprobación exige un plan en el que se detalle el uso que se le va a dar al terreno una vez acabadas las actividades en el que se integran nuevos conceptos de rehabilitación y renaturalización. Conservando y creando hábitats valiosos se promueve la flora y fauna natural de las zonas circundantes.

Hábitats con condiciones de vida exclusivas

Para poder realizar los trabajos de renaturalización y rehabilitación en las canteras, es importante conocer los hábitats y las condiciones de vida en ellos. Los distintos hábitats en los que los pueden establecerse animales y plantas pueden dividirse en los grupos siguientes: