Las explotaciones mineras que alimentan la fábrica de Cementos Rezola-FYM, denominadas LARRAKO (Nº 12.675, explotación de calizas que contiene los frentes denominados 1C y 2C) y GORIKO (Nº 12.676, explotación de margas que contiene los frentes 1M y 2M) y que se encuentra en las inmediaciones del monte Pagasarri, en el entorno  del barrio Seberetxe, en los términos municipales de Arrigorriaga y Bilbao (Bizkaia).

Todas ellas se emplazan en el extremo SW del pequeño valle excavado por el arroyo Bolintxu,  que recoge las aguas del Pastorekorta y estribaciones del Pagasarri y las drena hacia el NE, ya que es tributario del Nervión-Ibaizábal. La zona cuenta con un relieve muy abrupto, con importantes pendientes que en términos geológicos se encuentra localizada en la hoja 61-IV (Basauri) de la Cartografía Geológica del Pais Vasco, editada por el EVE, a escala 1/25.000.

Los materiales que han sido objeto de explotación corresponden a las calizas urgonianas (Aptiense Medio), ricas en restos fósiles de moluscos lamelibranquios (rudistas) y corales, que afloran en forma de potentes bancos de orden métrico. Como materiales infrayacentes (edad Aptiense Inferior) en las proximidades de la cantera se han identificado areniscas de grano fino y limolitas calcareas al Sur y al Oeste de la explotación. Estratigráficamente por encima de las calizas de la cantera, existe otro conjunto litológico (edad Aptiense Superior) de carácter detrítico con lutitas y limolitas calcáreas, areniscas masivas y brechas calcáreas, que afloran al Norte de la cantera, junto a pasadas de margas, margocalizas y calizas nodulosas.

En lo que se refiere a edafología, el suelo de la zona se integra dentro del régimen de humedad UDICO, y en cuanto al régimen térmico se integra en el MESICO, por lo que en conjunto se puede caracterizar toda la zona como "údico-mésico".

En el entorno de las explotaciones se pueden distinguir las siguientes unidades edafologicas: suelo desnudo, rocoso; litosoles-entisoles, sobre material calizo; Hapludalf tipicos y liticos-luvisoles de la variedad crómica; Eutrochrept rendollico-cambisoles eutricos-rendzina parda caliza; Haplumbret tipico-cambisol gleico-districo-umbrico-rankers, sobre areniscas (ácidas); suelos aportados.

Esta zona cuenta con un clima templado, correspondiente a la categoría “Oceánico – Cbf” de verano suave (la temperatura media del mes más cálido no llega a los 22 °C pero se superan los 10 °C durante cuatro o más meses al año) dentro de la clasificación climática de Köppen y Geiger.

En términos fitogeográficos, la fábrica y sus explotaciones se encuentran enmarcadas en la Región Eurosiberiana, provincia Atlántica europea, Sector Cántabro-Vascónico, Distrito Santanderino-Vizcaíno. En conjunto los terrenos de la fábrica tienen una atractiva complejidad estructural fundamentada en distintas coberturas vegetales. Las más interesantes desde el punto de vista ecológico son las enmarcadas en la asociación fitosociológica Polysticho setiferi-Fraxino excelsioris sigmetum, correspondiente a la serie de vegetación potencial denominada Serie temporihigrófila y climatófila, cántabro-vascónica, termo-mesotemplada húmedo-hiperhúmeda, hiperoceánica y semihiperoceánica, mesofítica, neutro-basófila y neutro-acidófila, de los bosques de Quercus robur con Fraxinus excelsior y Polystichum setiferum, también conocida como serie mesofítica asturiano-vascónica.

La configuración paisajística de las zonas en explotación activa presenta una menor diversidad de ambientes, con respecto al entorno circundante, debido a las limitaciones que para los ecosistemas suponen las tareas extractivas. Sin embargo esta aparente carencia de diversidad paisajística queda suplida por la gran potencialidad de los ambientes generados, dada su capacidad para albergar nichos ecológicos de gran importancia. Así mismo estos ambientes pueden ofrecer oportunidades para una interesante variedad de especies adaptadas a los ambientes rupícolas, y que una vez se produzca la colonización, podría acabar prestando servicios ecosistémicos de gran valor, como la sujeción del suelo, disminución de la erosión por viento, control de colonización de vegetación alóctona, etc.

Descripción del habitat, flora & fauna: 

Flora:

A grandes rasgos, las principales formaciones vegetales presentes en los terrenos de la fábrica de cemento responden a estas características: 

  • Zonas de aprovechamiento forestal: destinados a aprovechamiento maderero, están compuestos fundamentalmente por pino de Monterrey (Pinus radiata) y eucalipto blanco (Eucalyptus globulus) con ejemplares de gran desarrollo y con una abundante cohorte de especies lianiformes (formada por Smilax aspera, Clematis vitalba, Rubia tinctorum, y Hedera helix fundamentalmente). A pesar del desarrollo del estrato lianiforme, estas formaciones suponen una gran simplificación de la cohorte vegetal propia de los bosques mesófilos de la zona.
  • Áreas de colonización vegetal: dan cabida a las etapas iniciales a la sucesión progresiva en las que, tras la alteración del proceso extractivo, la vegetación evoluciona hacia una mayor complejidad y biomasa hacia la vegetación potencial natural de la zona. Pueden encontrarse manchas discretas de herbáceas e incluso algunas arbustivas como el tojo (Ulex cantabrica) y la ailaga (Genista hispanica).
  • Bosque mesofítico (bosque mixto atlántico):se trata de formaciones forestales mixtas de hoja caduca, en distintos estadíos de sucesión, basadas en robledal mesofítico atlántico, por lo general de cierta madurez, con predominancia del porte arbóreo, formado principalmente por roble carballo (Quercus robur) acompañado de otras especies fresno (Fraxinus excelsior), aliso (Alnus glutinosa), sauce cenizo (Salix atrocinerea), avellano (Corylus avellana), abedul (Betula pendula) y cornejo (Cornus sanguinea). Suele presentarse sobre suelos con cierta estructura, algo profundos y con reservas de agua. Se localiza en varias manchas fragmentadas de gran valor ecológico.
  • Zonas de humedal: son pequeñas zonas de acumulación temporal de agua de escorrentía, por aportes o por ambas. Estas áreas suelen tener una vegetación más desarrollada, propia de la geoserie de las alisedas (Hyperico androsaemi-Alno glutinosae sigmetum). Funcionan como áreas estratégicas para la fauna local y cumplen además una importancia función como ecotono.
  • Matorral-brezal: agrupa a aquellas áreas de la propiedad que están desprovistas de un estrato arbóreo significativo y en las que predominan los matorrales propios de la serie de vegetación, correspondientes a distintas etapas de la sucesión de degradación o de progresión.
  • Prados y huertas: aglutina aquellas áreas en las que predominan las praderas herbáceas, muchas veces combinadas con pequeños aprovechamientos hortícolas, de carácter autárquico. Son zonas por lo general amplias y despejadas, carentes de cobertura arbórea y arbustiva, que funcionan como ecotono y zonas de paso para distintos taxones faunísticos.
  • Hábitat rupícola: en las zonas de explotación activa destaca el sistema de bancos y bermas originados durante la explotación y que, una vez finalizados, poseen suficiente estabilidad geomorfológica debido a la dureza del material y ofrecen distintas oportunidades para la fauna y la flora fisurícola debido a la menor presencia de operarios y maquinaria.

Fauna:

La configuración y la densidad de las distintas formaciones vegetales hacen que la observación y el seguimiento de fauna sea más compleja que en otras explotaciones más abiertas o con menor carácter forestal. Los principales grupos presentes en los terrenos de la fábrica y sus explotaciones son:

  • Anfibios: presentes de manera local en zonas con acumulación de escorrentías, áreas de pradera, etc. Pelophilax perezzi y Alytes obstetricans son fácilmente detectables en las zonas húmedas. En el entorno colindante de las explotaciones puede detectarse otros anfibios no presentes en la cantera, como Salamandra salamandra, Triturus marmotatus o Lissotriton helveticus
  • Mamíferos: este grupo tiene una presencia evidente pero discreta, pues suelen evitar las horas diurnas, especialmente en las zonas con actividad productiva, que es contrastable mediante huellas, rastros y señales. Los que más evidencian su actividad son ungulados como Sus scrofa o Capreolus capreolus, mientras que la presencia de mamíferos carnívoros y mustélidos, como Vulpes vulpes, Martes foina, Meles meles, o Mustela nivalis tienen un marcado carácter crepuscular. La encrucijada de coberturas vegetales, el relieve accidentado y la presencia de cuerpos de agua y edificaciones con grietas en el entorno colindante establecen una zona de caza para quirópteros forestales y ubiquistas como Pipistrellus kuhlii, Nyctalus leisleri, Plecotus auritus y Pipistrellus pipistrellus.  
  • Aves: se trata del grupo con mayor presencia y actividad en los terrenos de las canteras y en las propias instalaciones de la fábrica de cemento. El carácter forestal de la zona favorece la presencia de rapaces como Buteo buteo, Pernis apivorus, Accipiter nisus y Accipiter gentilis, pero destaca especialmente la nidificación habitual de una pareja de Falco peregrinus en uno de los huecos de cantera abandonados. Otras aves con carácter forestal y presencia destacada serían Pyrrhula pyrrhula, Dendrocopos major, Turdus philomelos, Garrulus glandarius, Regulus ignicapilla, Parus cristatus, etc. Los frentes y contrafrentes rocosos presentan actividad de aves rupícolas como Falco tinnunculus, Ptyonoprogne rupestris, Phoenicurus ochruros, Corvus corax, Monticola solitarius, Pyrrhocorax pyrrhocorax y Corvus corone. Otras especies con presencia destacable son Caprimulgus europaeus, Prunella modularis, Sylvia melanocephala y Ficedula hypoleuca.
  • Reptiles: la mezcla de zonas de cortados rocosos y diversas coberturas forestales y de matorral ofrecen oportunidades para este grupo, especialmente para Podarcis muralis, Anguis fragilis, Coronella girondica y Lacerta schreiberi.
  • Invertebrados: además de la destacable presencia de odonatos y de hemípteros, el conjunto de terrenos tiene un gran potencial para el grupo de polinizadores, especialmente lepidópteros diurnos y nocturnos, que sirven de importante recurso trófico para otros grupos faunísticos. Esta zona converge con las áreas de distribución de tres invertebrados de interés: Lucanus cervus, Elona quimperiana y Austropotamobius italicus.

Proyectos en marcha:

La fábrica de cemento y sus canteras cuenta desde hace unos años con un plan de Gestión de la Biodviersidad, que realiza tareas de muestreo, seguimiento y modelización de hábitats específicos destinados a mejorar la conectividad ecológica de los terrenos con su entorno circundante. 

Simultáneamente a las tareas propias de las canteras se están realizando labores de restauración en determinados puntos de la mismas.